3 de diciembre, 2013

¿Qué es el Registro Público Concursal?

El Registro Público Concursal constituye el sistema de publicidad legal a través de Internet de las situaciones concursales, previsto en el art. 198 de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal (en adelante, LC). Cumpliendo con el apartado 3 del citado precepto Reglamentariamente se desarrollarán la estructura, contenido y sistema de publicidad a través de este registro y los procedimientos de inserción y acceso”. Por ello, se publica en el día de hoy el Real Decreto 892/2013, de 15 de noviembre, por el que se regula dicho Registro.

La publicidad en el procedimiento concursal constituye, en muchas ocasiones, una exigencia para los efectos de resoluciones dictadas a lo largo del mismo (véase, por ejemplo, los efectos derivados de la publicación de la aprobación Plan de Liquidación presentado por la Administración Concursal, art. 168 LC, que da comienzo al cómputo del plazo para la personación de los acreedores en la pieza de calificación del concurso). Por ello, dada la importancia que supone, el régimen de publicidad previsto en la ley ha ido progresando a lo largo del tiempo para mejorar el sistema existente y llenar las lagunas de las que adolecía.

Este Registro constituye, además, un instrumento por el que se asegura la coordinación entre los Juzgados de lo Mercantil y los distintos registros públicos en lo que al concurso de acreedores se refiere. Además, al proyectarse toda la información a través de la red, facilita el acceso a toda la información concursal.

¿Cuál es su objeto y finalidad?

El Registro Público Concursal se encargará del almacenamiento, sistematización y difusión de las resoluciones procesales así como de los asientos objeto de publicación en los distintos registros públicos previstos legalmente, siguiendo un criterio de integración y coherencia de toda información concursal.

¿Cuál es su estructura?

Este registro consta de tres secciones, en las que se dará publicidad:

  1. Sección Primera: a las resoluciones procesales dictadas durante el procedimiento concursal y a las que deba darse publicidad de acuerdo con la ley (Providencia de admisión a trámite de la solicitud de concurso, Auto de declaración de concurso, Auto de aprobación del convenio, etc.)
  2. Sección Segunda: a las resoluciones registrales anotadas en los distintos registros públicos (asientos registrales), incluyendo las que declaren la culpabilidad del concursado y las designen o inhabiliten a los administradores concursales.
  3. Sección Tercera (novedad incluida por la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los Emprendedores): relativa a los acuerdos extrajudiciales de pagos, sobre la iniciación y finalización de los procedimientos para alcanzar los mencionados convenios regulados en el nuevo Título X LC.

Esperamos que esta información le haya resultado útil.

Seguiremos informando en www.aguayoabogados.es


Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn